Finanzas

Finanzas para jóvenes

Como jóvenes es importante aprender a administrar el dinero de manera responsable y estratégica. Esto permite cubrir de manera satisfactoria distintos aspectos como ahorrar, salir de viaje o divertirte. El plan de ahorro es elemental para las finanzas de los jóvenes, sin embargo cuando deseas realizar una compra importante, buscar el primer crédito permite al mismo tiempo ir generando un buen historial crediticio, una herramienta necesaria para en un futuro poder tener grandes financiamientos de manera confiable.

¿Qué es el historial crediticio?

El Reporte de Crédito o Historial Crediticio es el registro que se va generando respecto a tu solvencia económica. Este respaldará tus futuros créditos.
Teniendo un historial crediticio generas lo antecedentes de pago para que las entidades financieras puedan evaluar por medio de este si eres o no un sujeto confiable.

Sin este se complica la decisión sobre el otorgar un crédito pues es difícil saber si las personas son confiables al usar un crédito, así que se puede decir que este antecedente es directamente proporcional al nivel de responsabilidad que tienes al momento de manejar tus finanzas.

Además, sin conocer tu desempeño financiero, no se puede calcular cuánto tiempo se puede prestar para evitar el sobreendeudamiento.

En el Reporte de Crédito, se mantendrá el registro de tu información financiera durante un periodo de seis años, tiempo suficiente para tener una perspectiva a detalle sobre tu desempeño y a la vez, evita que un error del pasado tenga demasiado peso para determinar si te otorgan un nuevo crédito.

Recuerda que por esto, el primer crédito es una herramienta que puede ser muy provechosa si la utilizas de manera responsable y consciente.

¿Cómo obtener mi primer crédito?

Para obtenerlo, hay que cumplir algunos requisitos determinados por cada institución, los más comunes son para mostrar una solvencia económica con la cual será pagado el crédito.
Los factores que observan en ti las entidades prestamistas son además de tu posibilidad de pago, si tienes personas dependientes o incluso si tienes un nivel actual de endeudamiento.

Por lo que además de acreditar tu mayoría de edad, deberás presentar un comprobante de ingresos y abrir una cuenta bancaria en la que recibirás el depósito de tu crédito.
Conociendo los requisitos que debes cumplir en la institución financiera a la que acudirás será solo de realizar el trámite y empezar a realizar los pagos en tiempo y forma para evita recargos.

Recuerda que el solicitar un crédito siendo joven es una buena idea para tener conciencia del buen uso del dinero y paulatinamente construir un buen historial crediticio.

Algunos ejemplos de primer crédito pueden ser:

  • Contrata un plan telefónico: como uno de los primeros ejercicios crediticios, es un trámite sencillo y que ayuda a empezar a demostrar tu responsabilidad económica.
    Es importante como en todo crédito, estar al día en los pagos pues de lo contrario ya genera un mal historial crediticio que a largo plazo se convertirá en un punto negativo para futuros préstamos.
  • Solicita tu primer tarjeta de crédito: En ocasiones es difícil para los jóvenes el conseguir una tarjeta de crédito, sin embargo hay algunas entidades que sí ofrecen esta modalidad de tarjetas, incluso para estudiantes.

Como uno de los principales objetivos con este tipo de tarjetas, se tiene el darles a los jóvenes la oportunidad de empezar a generar el antes mencionado historial crediticio sin la necesidad de tener ingresos regulares y abundantes.

Evalúa si en realidad necesitas un préstamo y el tipo de crédito que está a tu alcance, sobretodo para que no te veas rebasado por él y a largo plazo no te genere más complicaciones que beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *